CONSEJOS

1.- PREVENCIÓN AUDITIVA

Aunque la pérdida auditiva puede tener un origen genético u hereditario podemos retrasar su pérdida y en algunos casos evitar su aparición siguiendo tres consejos básico en torno al cuidado de nuestros oídos:

1.-EVITAR EXPOSICIÓN AL RUIDO:

Es muy importante proteger nuestros oídos del ruído intenso por lo que se hace necesario evitar el uso de auriculares en general, bajar el volumen del televisor y demás equipos de sonidos cuando estén demasiado alto, utilizar tapones de ruido en ambientes laborales con ruidos fuertes y en general evitar ambientes donde el sonido sea elevado y notemos que nos está perjudicando.

  consejos

2.-EVITAR INFECCIONES:

Una higiene adecuada es fundamental para evitar pérdida audición pues las infecciones son consideradas la segunda causa de pérdida auditiva. Para ello es importante que sequemos los oídos despues de cada baño para evitar la humedad en el conducto y la posible infección por hongo. Cuando nos bañamos o practicamos natación es necesario utilizar tapones a medida en el conducto auditivo externo. Acudir al especialista ante la presencia de catarros, gripes o infecciones.

Evitar la utilización de bastoncillos de algodón en la higiene diaria que puede causar daños en la membrana timpánica o provocar tapones con el cerumen que se acumula.

3.-REVISIÓNES AUDITIVAS:

Desde el nacimiento y a lo largo de la vida es muy importante detectar problemas en la audición. En la niñez para evitar problemas y retraso en el aprendizaje. En la edad adulta para evitar problemas de aislamiento y pérdida de la memoria auditiva. Para ellos debes acudir a las revisiones que te indique tu audiólogo de referencia y en el caso de que sea necesario adaptarte los audífonos que te ayuden a corregir la pérdida.

Una vez que se adapten es necesario revisarse la audición cada 6 meses para ajustar los audífonos a tus necesidades diarias y revisar la evolución de la audición.

 

2- CUIDADO DE AUDÍFONOS

Los audífonos requieren un especial cuidado porque es aconsejable utilizarlo durante todo el día para obtener su máximo rendimientos. Aunque son muy resisistentes es necesario cumplir los siguientes consejos:

  • Limpiarlos diariamente: para ellos es necesario que utilices el líquido y la balleta específicas , haciendo especial enfasis en la retirada del cerumen que puede obstruir el auricular. Cuando los manipules asegurate de hacerlo con las manos limpias y secas.
  • Cambiar los filtros periódicamente: debes cambiar al menos una vez al mes y siempre cuando observes una presencia excesiva de cerumen.
  • Evitar la humedad : quítate los audífonos cuando vayas a ducharte y evita llevarlos en ambientes especialmente húmedos. Por las noche utiliza pastillas o cajas de secado para eliminar cualquier reto de humedad.
  • Revisa tus audífonos cada 6 meses acudiendo a las citas programadas con tu audioprotesista.
  • Repara los audífonos en laboratorios especializados y no permitas que sean manipulados por personas que carezcan de los conocimientos necesarios.

Proteja los audífonos de la suciedad

Antes de tocar al audífono, procure que sus dedos estén siempre limpios y secos. La entrada del micrófono es muy pequeña y puede obstruirse con un manejo indebido.

Proteja los audífonos de la humedad

Quítese los audífonos si va a ducharse, bañarse o nadar. Tampoco deje los dispositivos en el baño, ya que es un lugar donde se suele condensar mucha humedad. Límpiese los oídos antes de colocarse los audífonos.

Tenga en cuenta que la humedad y la condensación pueden dañar los componentes electrónicos de los audífonos. Se recomienda quitar la pila del dispositivo por las noches y dejar el compartimento de la pila abierto. Utilice un sistema especial de secado que le aconseje su audioprotesista.

 


consejo1
Mantenga los dispositivos fuera del alcance de los niños y los animales domésticos

Guarde los audífonos en un lugar donde no alcancen los niños ni los animales domésticos. Los dispositivos que no estén desactivados, aunque estén fuera del oído, emiten sonidos altos que pueden dañar a algunos perros.

Evite el contacto con lacas de pelo o maquillaje

Las finas partículas que desprenden las lacas de pelo o los maquillajes en polvo pueden obstruir la entrada del micrófono y el interruptor del control de volumen. Quítese los audífonos antes de utilizar productos de cuidado corporal.

El cuidado correcto

Para que mantengan toda su funcionalidad, es necesario que los audífonos estén siempre limpios. Limpie los dispositivos con un paño suave y seco. No utilice nunca alcohol, disolventes o productos de limpieza. Su audioprotesista le puede facilitar productos especiales para el cuidado de los audífonos además de que puede comprobar si quedan restos de cerumen en los dispositivos y si funciona perfectamente.

 
consejo2

Guarde los audífonos en un lugar seguro.

Cuando no utilice los audífonos, lo mejor es guardarlos en el sistema de secado. Transporte siempre los audífonos en su estuche para protegerlos de daños y suciedad. Si no va a utilizar los audífonos por un tiempo, quite las pilas.

Confíe todas las reparaciones a un profesional.

Los destornilladores y el aceite son los enemigos de todos los audífonos. El contacto con sistemas electrónicos o micromecánicos puede producir daños irreparables. No hay que olvidar que la tecnología es delicada y, por tanto, muy sensible; una manipulación indebida puede destruirla.