POR CANTIDAD

 

perdida3

-Pérdida auditiva leve de 20 a 40 dBs

El paciente tiene dificultad en determinadas áreas de su vida para escuchar algunos sonidos y especialmente para entender parte de las conversaciones.

En este caso se recomienda una adaptación temprana de audífonos para estimular el órgano y especialmente evitar la pérdida de memoria auditiva que es la capacidad de nuestro cerebro para identificar sonidos.

-Pérdida auditiva moderada de 40 a 60 dBs

el paciente necesita que eleven la voz para entendr correctamente y si no se le habla de esta manera no puede comprender las conversaciones. Comienza a sentirse inseguro y a aislarse socialmente

-Pérdida auditiva severa de 60 a 90 dBs

No se perciben las conversaciones ni aúnque se le eleve mucho la voz. Aislamiento social y sentimiento de soledad.

-Pérdida auditiva profunda de 90 a 120 dBs

Dificultad para oír cualquier sonido incluidos los más fuertes. Aislamiento social y sentimiento de soledad.

-Cófosis o pérdida total superior a 120 dBs

El paciente no puede corregir la pérdida ni con la adaptación de audífonos.