POR LOCALIZACIÓN

Pérdida Auditiva Conductiva

perdida4   perdida5

Localizada en el oído externo o medio. Puede ser temporal en el caso de un tapón de cera en el oído externo o una infección de oído en el medio que puede ser extraido o curado con antibióticos.

También ocasionada por la rotura de la membrana timpánica.

Se caracteriza porque la persona elevando el tono de los sonidos conserva la capacidad de comprensión de las palabras por lo que sólo necesita más intensidad.

Este tipo de pérdida es facilmente corregida con la adaptación de unos audífonos.

Pérdida Auditiva Neurosensorial

perdida6

Localizada en el oído interno. Es el resultado del deterioro de las células cilidadas internas o externas de la cóclea y caracol . Es permanente.

Se caracteriza porque la persona tiene afectada la capacidad de oír los sonidos y su comprensión.

En este caso el paciente puede necesitar además de unos audífonos la realización de terapia de rehabilitación auditiva para volver a comprender los sonidos correctamente. Es un entrenamiento auditivo de la comprensión de los sonidos.

Pérdida Auditiva Mixta

perdida7

El paciente tiene afectado varias partes del oído por lo que presenta dificultad tanto en la percepción del sonido como en la comprensión de la palabra.

Se corrige con adaptación de audífonos y en algunos casos rehabilitación.

Pérdida Auditiva Retrococlear

perdida7

Se produce por la pérdida o deterioro del nervio auditivo. Suele ser profunda y en este caso el audífono o el implante coclear no es efectivo. Tenemos cortada la autopista principal al cerebro por lo que se hce necesario un Implante de Tronco Cerebral como opción terapéutica a valorar por el especialista.